martes, julio 18, 2006

Llego la hora

de decir adiós. Decir adiós. Decir a Dios.

Mañana emprendo viaje rumbo a Barcelona a rodar "199 recetas para ser felíz", mi segundo largometraje después de "Los Debutantes" . Este proyecto surgió cuando leí el cuento "Noticias de Milo" de Marcelo Leonart. Inmediatamente sentí que había en ese breve cuento material suficiente para un largometraje. Eso fue el año 2000 tal vez principios del 2001. Han pasado al menos 5 años. No se puede decir que el cine sea un arte que goza de la virtud de la inmediatez. De la idea a la pantalla 7 años en "Los Debutantes" y probablemente el mismo lapso para esta nueva aventura. Tal vez no es culpa del cine, soy yo el lento. Como sea, hay que tener mucha paciencia.

Luego de llamarse "Noticias de Milo", como el cuento, el proyecto pasó a llamarse "El hermano de mi mujer" y ahora "199 recetas para ser felíz". Si alguien tiene algún comentario o preferencia respecto a los distintos nombres, bienvenido, aunque veo complicado cambiarlo ahora por que a mi me encanta.

Mucha agua ha pasado bajo el puente, ya nada es lo mismo, pero el proyecto sigue ahí, fue capaz de superar muchos obstáculos. El más difícil: las motivaciones que tenía en esa época ya se me olvidaron, lo bueno es que ahora tengo nuevas, veo otra película distinta a la que me imaginé por aquellos días, antes de filmar y estrenar "Los debutantes" y luego tener dos hijos. Lo bueno es que creo que fue para mejor la espera. Puede que en este caso es positivo que no sea inmediato. He madurado yo, ha madurado el proyecto, se ha ido cociendo a fuego lento, espero que ese sea su sello.

11 Comments:

Blogger stratego said...

sori no haber ido a la despedida. me fui a rapel con mi polola (ojo que toi pololiando).

mucha suerte, exito y el nombre no lo cambies por nada.

un beso, suerte.

G.

7:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Muchisima suerte mi querido Waiss.

Cristobal

8:01 p. m.  
Blogger :::v::: said...

mucha suerte campeon!!

vamos Waiss!!

esa sangre blanca

:::v:::

12:12 p. m.  
Anonymous Mitch Gómez said...

Muchísima suerte y que no esperemos siete años para la tercera. El título actual es el mejor de los tres.

9:31 a. m.  
Blogger sagrada::familia said...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡MUCHA SUERTE ANDRES!!!!!!!!

6:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mucha mierda en el rodaje.
Yo estoy en postproducción de mi primera "Grita", mi primera película. Saludos a Macaya y dile que le conseguí el libro.

MARCELO LEONART

mi mail es mleonart@vtr.net

6:38 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

muchisima suerte!!! y disfrútala!!

slds
Pepi.

2:07 p. m.  
Blogger Chamila said...

Desde Chilito mucha lluvia iluminada para que los acompañe la alegría... un lindo viaje de creación buscando mostrar la vida.

Besos y un gran abrazo.

4:04 p. m.  
Blogger alejandro_z said...

grande andy w!!!
que todo resulte bien...

10:31 a. m.  
Blogger Chamila said...

Un regalo para compartir... yyy mucha luz para todo el proceso creativo de tu nueva pelicula chilena.



BAJO EL CIELO NACIDO TRAS LA LLUVIA


JORGE TEILLIER, el poeta de la lluvia



Bajo el cielo nacido tras la lluvia
escucho un leve deslizarse de remos en el agua,
mientras pienso que la felicidad
no es sino un leve deslizarse de remos en el agua.
O quizás no sea sino la luz de un pequeño barco,
esa luz que aparece y desaparece
en el oscuro oleaje de los años
lentos como una cena tras un entierro.

O la luz de una casa hallada tras la colina
cuando ya creíamos que no quedaba sino andar y andar.

O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas
con sólo nombrarlas: "álamos", "tejados".
La distancia entre el tintero del cencerro
en el cuello de la oveja al amanecer
y el ruido de una puerta cerrándose tras una fiesta.
El espacio entre el grito del ave herida en el pantano,
y las alas plegadas de una mariposa
sobre la cumbre de la loma barrida por el viento.

Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido
sabiendo que no durarían nada,
cortar una rama de pino
para escribir un instante nuestro nombre en la tierra
húmeda,
atrapar una plumilla de cardo
para detener la huida de toda una estación.

Así era la felicidad:
breve como como el sueño del aromo derribado,
o el baile de la solterona loca frente al espejo roto.

Pero no importa que los días felices sean breves
como el viaje de la estrella desprendida del cielo,
pues siempre podremos reunir sus recuerdos,
así como el niño castigado en el patio
encuentra guijarros para formar brillantes ejércitos.
Pues siempre podremos estar en un día que no es ayer
ni mañana,
mirando el cielo nacido tras la lluvia
y escuchando a lo lejos
un leve deslizarse de remos en el agua.

10:45 p. m.  
Blogger laumunoch said...

Ni me preguntes cómo he llegado hasta aquí... después de mis periplos por Chile (ñuñoa incluido) me encuentro con que voy a currar en tu película, no nos conocemos pero será un placer. Nos vemos en Barna.

Almudena

5:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones