jueves, junio 18, 2009

Carta abierta a Luisa Durán

Leí con sorpresa las declaraciones de Luisa Durán, esposa del ex presidente Lagos, sobre las condiciones que debe tener una persona que desea ser presidente. Lo primero que me llama la atención, es que considere que ella tiene la autoridad o el conocimiento para decirnos a los demás, pobres ignorantes, cuales son las virtudes que nuestro mandatario debe tener. Me parece de una arrogancia y agresividad inexplicable. Mayor sorpresa y desagrado me provoca releer sus palabras y darme cuenta de que de un plumazo, descalifica a los artistas, cineastas y escritores, y de paso a los jóvenes, como potenciales presidentes. Como cineasta y "joven" me siento insultado. Parece ser que en su opinión solo un abogado, ingeniero o economista puede ser presidente. Médicos también, seguramente. Esas carreras le parecerán serias, tal vez por ser universitarias. Tal vez no sabe que las carreras artísticas también se imparten en universidades. Si es que eso importara.

Yo le pregunto a la señora Durán, en su humilde opinión, cuales son los atributos que un presidente debe tener. ¿Cuál sería el límite de edad? ¿Qué nivel de estudios y profesión le parecen adecuados? Qué opinión tendrá la señora Durán de un presidente poeta como Václav Havel, o de un indígena sin estudios universitarios, como Evo Morales, o un actor como Ronald Reagan. Arnold Schwarzenegger, Mario Vargas LLosa, Rubén Blades. ¿Tienen ellos la cultura suficiente para aspirar a ostentar el cargo? Seguramente en su momento, Pablo Neruda, le debe haber parecido también poco culto como para aspirar a la presidencia, solo había escrito unos libros, y de poesía. Me temo que ninguno de estos nombres pasaría la prueba de blancura que la señora Durán diseñó a la medida de su marido. Señora Luisa, ¿qué derecho tiene usted a denigrar a todos los que no se le parecen?

Entiendo que se pueda sentir denigrada por que se le trató como mensajera de su esposo. Bien sabemos que las mujeres dejaron hace mucho tiempo el rol de meras comparsas. Pero eso es muy distinto a querer arrojarse la potestad de discriminar quienes son los cultos y dignos para ser primeros mandatarios.

No soy yo el que pueda decir cuales son los atributos que un presidente puede tener, pero si le puedo asegurar que dirigir una película o escribir un libro, son actividades tan serias y difíciles como las que realizan abogados, médicos y economistas. Para ser un artista se requiere de seguridad en uno mismo, liderazgo, convicciones, vocación de servicio, rigor, disciplina, audacia, responsabilidad, capacidad de análisis, de estudio, de abstracción, de síntesis, carisma, visión, imaginación. Si me lo preguntan, me encantaría que nuestro futuro presidente tenga todos esos atributos. A usted señora Luisa, ¿no le parecen suficientes?

2 Comments:

Blogger Daniela said...

Sr. Andres Waissbulth, leí su carta publicada en el diario la tercera el dia Jueves 18 de Junio del presente. Sinceramente me sumo a todos y cada uno de sus comentarios. En el diario vivir existimos un porcentaje importante de artistas y por sobretodo jóvenes buscando diversas alternativas para producir un cambio definitivo en nuestra sociedad, pero claro, como siempre en televisión suele mostrarse unicamente el lado triste de la moneda, jóvenes de carretes infernales perdidos en la violencia y el alcohol, por ser el medio más masivo la gente se queda con ésta imagen.
Obviamente la señora Luisa Durán se ha respaldado de éstas visiones para pensar que los artistas son un monton de "hippies" adictos a la marihuana que alucinan con Salvador Dalí y que los jóvenes son solo una situacion hormonal que se solucionara a medida que transcurra el tiempo y llegue al fin la "madurez", triste es que personas como la mencionada no se den el tiempo de pasear por el barrio, levantarse los sábados por la mañana a comprar a la feria o a las cinco de la tarde diariamente en la rutina de comprar pan, porque entonces podría ser testigo de otra realidad donde existimos jóvenes escribiendo y realizando proyectos sociales, abriendo propuestas culturales y exigiendo mejor educación. Lamentable porque como ella, hay muchos más, precisamnte los que nos hacen aún mas dificil nuestro trabajo.
Daniela A. Oyarzún Ruiz.

4:37 p. m.  
Blogger Poliester said...

Desgraciadamente, esta es una realidad de nuestra sociedad. Mucha gente se cree con el derecho de ninguniar al resto y demasiada gente se piensa mejor que los demàs. Una làstima, un gusto leerte.
Saludos,

7:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones