martes, octubre 18, 2005

Chilenos



Han pasado 11 días desde que nacieron los niños. Han pasado 11 días desde que empezé este blog. Inesperadamente, ya viví , y parece que supere, mi primera crisis respecto a esto de los blogs. Si bien fue algo prematura espero me dará sabiduría y estilo. Intenté escribir posts durante varios días. Cada vez que escribía, releía y me preguntaba para que mierda tenía escribir? por qué tengo que contarle algo al mundo? que sentido tenía esto. Borré todos los intentos.

Hoy me enteré que había recibido mensajes y comentarios. Incluso de gente famosa! Eso me sorprendió. Yo no hice ningún aviso público de que abriría un blog y ya tenía prestigiosos comentaristas. Cosa fantástica el cyberespacio. Investigué y me dí cuenta que mi hermano Valdivia me está promocionando en nudociego.blogspot.com . En ese blog hay un link con este. Yo ni siquiera sé como poner links. En fin. El asunto es que todo el sin sentido que le encontraba a escribirle a nadie y todos al mismo tiempo desapareció. Maquiavélicamente la obra (¿?) toma el control y se impone al creador. Que exista gente que me leyó sin ser invitada le dió sentido al asunto. El público es el sentido. Como siempre. Uno siempre necesita algún espejo, y esto se parece bastante. Por eso volví a escribir hoy.

En estos 8 días sin escribir, inscribí a mis hijos en el Registro Civil. Así quedaron en el certificado de nacimiento: Noah Lautaro Waissbluth Gaspar. Rut 21.951.284-8. Más conocido como Noah. Y, Mia Luna Waissbluth Gaspar. Rut 21.951.296-1, alias Mia. Fueron inscritos el 13 de octubre 2005 a las 11.19 a.m. por la funcionaria Solange Dominguez Venegas. Fue un momento especial. Primero por que se definía el nombre de cada uno. Generosamente, Sole aceptó que les pusiera un segundo nombre a cada niño. Ya he recibido muchos comentarios y opiniones sobre los nombres de ellos. Que a unos les encanta Noah, pero les carga, Mia. Otros que bonito Lautaro, pero estigmatizante, etc. Creo que la gente se preocupa de muchas pelotudeces sin importancia de la vida de los demás, pero que al darles más de un segundo de atención por sobre el merecido, se vuelven importantes. Pero lo más sorprendente es que en el momento que los insribí, en el preciso instante, me di cuenta que por tener rut o run, el Estado de Chile les estaba reconociendo su existencia. A partir de ese momento, oficialmente eran. Una curiosidad a la chilena: Un padre puede ir a inscribir a sus hijos a las oficinas del Registro Civil sin la compañía de la madre. Sin embargo, una madre no puede registrar a su crío si no está presente el padre. La razón? si el padre va, es por que reconoce a la criatura. Lo inverso, se supone no es necesario.

2 Comments:

Blogger :::v::: said...

Que bien que los niños ya sean...bien por la primera crisis.

...si, los nombres son todo un tema...coincido con tu mirada...ademas, me habria gustado que Pablo se llamara Lautaro, pero finalmente Cayetano se impuso.

El espejo: cierto. Yo, en esta corta y mamona carrera que tengo, me he ido dando cuenta de eso...es feroz pero es tan cierto.

Toda la suerte hermano.

y...que estemos cerca!

:::v:::

1:58 p. m.  
Anonymous G. Pesce said...

Aguante Noah, Aguante Mia.

Creo que seria un lindo regalo el disco nuevo de Mosquito para ellos con una versión cuna de Ordenanza.

Felicidades por el blog, y no olvides que tambien tienes fotolog.

Saludos a la Sole y los leoncitos.

G.

6:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
Manuales Oposiciones